El Paisaje Agavero

El Paisaje Agavero y las antiguas instalaciones industriales de Tequila, son los primeros bienes mexicanos que quedaron incorporadas en la categoría de Paisajes Culturales, inscritos en la lista de Patrimonio Mundial de la UNESCO.

Esa calificación se les dio por ser un testimonio excepcional de adaptación armoniosa y sustentable del uso del suelo en un medio natural, y de la aplicación de la fusión de la tradición prehispánica de fermentación del maguey con las técnicas de destilación europea.

El viajero podrá admirar en su recorrido  por los municipios de El Arenal, Amatitán, Tequila (en el Valle de Tequila) Magdalena y Teuchitlán zonas de vastas extensiones de sembradíos de agaves azules, planta utilizada desde el siglo XVI para producir tequila y desde hace al menos 2 mil años para producir bebidas fermentadas y confeccionar ropa gracias a sus fibras textiles, lo que le confiere a la región una identidad y características paisajísticas únicas.

Además de los campos de agaves, la inscripción incluye destilerías, fábricas (en actividad o abandonadas), tabernas, ciudades y vestigios arqueológicos de la cultura de Teuchitlán (año 200 a 900 a.C.); El paisaje, viviendas, templos, túmulos funerarios, gentes que producen, campos de agave, destilerías,  fábricas activas o abandonadas,  tabernas, bebedores, ciudades, pobladores, visitantes, cultura y destino, esto y más, esperan pacientes la llegada de sus viajeros. ¿Es el agave quién modela la cultura que forma el paisaje o la cultura es quién modela la planta?, ¿Y el tequila se produce para esculpir un paisaje?.

El Paisaje Agavero podrá ser visto por los visitantes a través de sus recorridos por los 8 municipios de la Ruta del Tequila, donde encontrará una experiencia diferente en cada una de ellas.

Además de los campos de Agave, el visitante conocerá destilerías activas y abandonadas, tabernas, vestigios arqueológicos, templos, antiguas Haciendas y Casonas.